Las 14 Reglas de Trent para Lograr tu Libertad Financiera

Las 14 Reglas Financieras de Trent

  1. Gasta menos de lo que ganas
  2. No sobre pienses tus inversiones
  3. Deja de desperdiciar el tiempo
  4. Elimina y (evita) la deuda de alto interés
  5. Habla acerca del dinero (y se honesto)
  6. Basta de intentar de impresionar a otras personas
  7. Observa tu progreso y disfrútalo
  8. Cuida tus cosas
  9. Hazlo tu mismo
  10. Piensa en el futuro cada vez que gastas
  11. Encuentra y trabaja en tus verdaderas pasiones
  12. Desarrolla verdaderas amistades
  13. Aprovecha toda oportunidad para auto mejorarte
  14. Da sin condiciones ni arrepentimientos

Las 14 Reglas de Trent para Lograr tu Libertad Financiera

Regla 1 – Gasta menos de lo que ganas

Primero, comenzarás a eliminar tus deudas. El gastar menos libera dinero que puedes usar para realizar pagos más grandes hacia tus deudas. Con el tiempo, comienzan a desaparecer, reduciendo tus pagos mensuales y dándote un respiro.

Segundo, comienzas a ahorrar. Primero, empiezas a acumular ahorros en tu cuenta de ahorros, lo cual te permite sobrevivir a emergencias, tales como cuando se descompone el coche, o si pierdes tu empleo. También tendrás la posibilidad de comenzar a guardar para los años venideros.

Tercero, ya no estarás tan estresado. Al saber que tienes menos deudas, que tus emergencias están cubiertas, y tu retiro planeado reduce el nivel de estrés. Dormirás mejor, y tu salud mejorará, te sentirás más feliz.

Finalmente, tendrás la oportunidad de explorar posibilidades que antes estaban fuera de tu alcance. Cuando ya no tienes deudas y gastas significativamente menos de lo que ganas, de pronto tienes muchas más carreras posibles. Ya no necesitas mantener un trabajo que paga bien pero es muy estresante, ahora tienes la libertad financiera de salir adelante y seguir tus sueños. Puedes vivir donde y como quieras.

Todo ello va de nuevo al mismo principio básico – gasta menos de lo que ganas.

El gastar menos de lo que ganas está compuesto de dos partes.

Gasta Menos se refiere al hecho de que necesitas reducir tus gastos. El primer paso no necesita ser nada drástico, y ni tampoco es aconsejable.

A continuación cinco maneras de comenzar a Gastar Menos:

Primero, revisa todas las facturas mensuales y pregúntate si en verdad necesitas ese servicio. Por ejemplo, ¿podrías cambiarte a un plan de teléfono móvil más económico? ¿O utilizas todos esos minutos? ¿Necesitas el paquete completo de televisión por cable? ¿O puedes mirar los mismos capítulos por internet?

Segundo, controla diligentemente tus gastos. Mantén una libretita en tu bolsillo y escribe cada gasto que tienes. El simple hecho de hacer esto te hará pensar dos veces antes de gastar sin necesidad. Pregúntate si verdaderamente estos gastos contribuyen al valor y la alegría de tu vida. Este proceso te permitirá ver cuando tus gastos son un desperdicio.

Tercero, observa detenidamente tu rutina. Observa lo que haces cada día. ¿Haces cosas a diario que te cuestan dinero? Estas cosas son las más poderosas que puedes ajustar, por ejemplo el recortar un $1 de tus gastos te ahorrará $365 en un año. ¿Pasas por un café a diario? Tal vez puedes ordenar menos, o comprarlo en otro lugar más económico o prepararlo en casa. ¿Comes afuera todos los días? Prepara tu almuerzo un par de días a la semana. Revisa cada gasto regular que realizas.

Cuarto, elige un banco mejor. ¿Tu cuenta bancaria te paga interés? ¿Tiene cargos de mantenimiento u otros? ¿Te cobra por utilizar un cajero automático? Cambia tus cuentas bancarias a un banco que te respete.

Finalmente, realiza unas mejoras que te ahorrarán dinero alrededor de tu casa. Cambia las lámparas regulares por lámparas de bajo consumo, asegúrate que las ventanas y puertas cierren perfectamente para ahorrar en calefacción y aire acondicionado.

El resto de la frase es, de lo que ganas.

El aumentar tus ganancias te da más dinero con el cual deshacerte de las deudas, de ahorrar.

Hay muchas formas de ganar más dinero, aquí van cuatro:

Primero, no desperdicies tiempo en el trabajo. El tiempo que desperdicias sentado sin hacer nada, navegando por internet, chateando, etc. es tiempo perdido. En cambio dedica ese tiempo a tu carrera profesional, aún si no es parte de un proyecto, siempre hay cosas que podrías estar haciendo.

Segundo, trabaja en tus habilidades transferibles. Las habilidades transferibles son aquellas que puedes utilizar en cualquier tipo de carrera que elijas. Acostúmbrate a organizar los papeles, manejar tu tiempo apropiadamente, hablar en público. Escribe la documentación de forma clara de los procedimientos necesarios para realizar tu trabajo. Toma control de la situación y ponte en cargo. Todas estas habilidades son útiles sin importar cual rumbo dirijas tu vida.

Tercero, desarrolla relaciones duraderas con tantas personas como sea posible en tu campo laboral. Únete a servicios como Twitter or Linkedin y comienza a hablar con otras personas en tu mismo campo laboral. Envíale correos electrónicos a personas con las que has trabajado y mantente al tanto de lo que están haciendo.

Cuarto, empieza un negocio. Dedícale el tiempo y esfuerzo para volver esa pasión tuya en un negocio.

Recuerda la regla: Gasta menos de lo que ganas. Cada paso que realices para maximizar la grieta entre lo que gastas y lo que ganas te pondrá en un mejor lugar en tu vida.

Related Posts

Add Comment