La gestión de la información y el conocimiento

Hay un par de imágenes que siempre trato de poner en todas mis charlas y lo hago porque creo que son fundamentales para entender gran parte de los cambios que se están produciendo no sólo a nivel empresarial, sino también social, en todo lo que tiene que ver con la creación, gestión y transmisión, gestión de la información y el conocimiento. En un entorno como el actual no parece lógico que la información se gestione como en el pasado, incluso el más reciente. Reviso brevemente lo que sustenta estos cambios:

1.-La implantación generalizada de la web social. El uso de los medios sociales está permitiendo un acceso intensivo y extensivo a una gran cantidad de información, de una manera más rápida, fácil y barata. No hay barreras a ese acceso, o al menos son muy pequeñas.

2.-La aparición de los smartphones y tablets. La posibilidad de “movilizar la información” implica que aumenta el tiempo de acceso a la misma así como la variedad de situaciones en las que podemos encontrarla como útil. La información amplía su rango de uso así como su tiempo de acceso.

3.-Aumento y democratización del conocimiento. La generalización de regímenes democráticos ha permitido generalizar modelos sociales en los que la información tiene un papel fundamental. El control de la información se democratiza, con algunas tensiones e imperfecciones, de modo que el conocimiento tiene valor cierto para los ciudadanos.

4.-Cambio de valores sociales. Aunque parezca mentira un modelo más laico de la sociedad está derribando dogmatismos y creencias innegociables. No es que la religión no tenga validez ni razón de ser en la sociedad, sino que asume el rol que le corresponde sin ocupar toda la dimensión social de la persona y el ciudadano.

5.-La crisis económica. Sinceramente creo que la crisis está profundizando en algunos cambios que requieren de un aumento del nivel de información utilizado. La necesidad de encontrar nuevas soluciones, mejores perspectivas económicas y sociales o el aumento de la propia gestión de marca, hace que se incremente el tráfico de información y conocimiento, tratando de acceder a nuevos roles de relevancia, lo que me lleva al último punto.

6.-La aparición de nuevas formas de relevancia social y económica. Ya no es que gestionemos información para acceder y crear nuevos proyectos, es que la compartimos como elemento de relevancia. La utilización de ebook gratuitos para conseguir un mejor posicionamiento, el uso de un modelo de marketing de contenidos que busca la presencia de valor, está impulsando el aumento de información que circula por la red.

Evidentemente hay más razones, pero estas que he señalado muestran la tendencia dominante en torno al uso, creación y gestión de la información y el conocimiento.

Dicho esto me parece relevante comentar las dos imágenes que al inicio del artículo mencionaba.

Gestión de la información

La primera es la de Sir Ken Robinson, experto educador y escritor británico especializado en educación. Hay una gran cantidad de vídeos muy interesantes de sus conferencias. Dice Ken Robinson que no permitas que te roben las ideas, ¡regálalas!. Creo que es fundamental comprender hoy en día el valor de las ideas tal y como se encuentra concentrado en esta frase. Hasta ahora el conocimiento y las ideas tenían valor en cuanto que se poseían. La acumulación de saber era un signo de sabiduría. Ahora l importante no está en tener ideas, sino en utilizarlas, quien es relevante no es quien tiene más ideas, sino quien sabe utilizarlas mejor.

Y esto es así tanto a nivel personal como de empresa. Siempre pongo el mismo ejemplo, Apple. En realidad Apple no inventó nada tecnológicamente reseñable, el iPod, el iPhone o el iPad no son sino evoluciones de aparatos anteriores. Todo el conocimiento que necesitó Apple para desarrollar estas tecnología ya existían. En lo que sí fue impresionantemente bueno e innovador, y por eso ocupa a través del liderazgo de Steve Jobs el lugar de relevancia que ocupa, es en el uso de esa información. Jobs y Apple fueron capaces de crear nuevos modelos de negocio, mercados nuevos e innovadores adaptados a las necesidades de la sociedad. Fueron capaces que utilizar una información que ya existía para crear un modelo de gestión absolutamente nuevo con ecosistemas sólidos y relevantes. iTunes es un ejemplo claro al haber sido capaces de redefinir el mercado de la música comercial.

Por tanto el conocimiento y la información no tienen en sí mismos ningún valor. Sólo lo adquieren cuando los ponemos en movimiento, de modo que una misma idea puede ser relevante o no, valiosa o no, dependiendo de cómo somos capaces de utilizarla.

gestionar la información

La segunda imagen que me gustaría compartir es la que recoge una frase de Lisa Gansky en su libro La Malla. Dice Gansky que “las empresas han de ser conscientes de que ya no sólo comercializan productos o servicios, también gestionan información”. Y esto es fundamental para el éxito de las empresas, las cuales ya no pueden limitarse a mejorar su capacidad de venta de la manera tradicional, sino que han de ser capaces de mejorar su capacidad de conocer al mercado al que se dirigen y a los segmentos con los que trabajan. Sólo desde un modelo integral de gestión de la información podrán mejorar sus productos y la propuesta de valor para ser relevantes en el mercado.

Esta es una de las razones por las que yo siempre critico el hecho de que los medios sociales sólo parecen utilizarse para la venta y el marketing. La posibilidad de abrir canales de comunicación con los clientes para conocerlos, testarlos y adquirir información de sus gustos y necesidades se minimiza por el supuesto impacto inmediato que nunca llega. No parece lógico perder todo ese caudal de posibilidades por una gestión errónea de esos entornos y canales y por un desconocimiento de su naturaleza.

En definitiva, la información y el conocimiento requieren un nuevo modelo de gestión que poco a poco se está imponiendo y que está haciendo relevante a empresas y profesionales que están adecuando sus modelos de gestión y estratégicos a este nuevo entorno y realidad. Los que sean capaces de asumirlo tomarán la delantera, mientras que los otros quedarán atrás con mucho conocimiento en sus estanterías pero sin capacidad de utilizarlo.

Related Posts

Add Comment