Bitacoras.com BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Abrir Negocio

Porque no hay viejos felices de la vida?

Por que no hay viejos felices? Pensamos que la sabiduría viene con la edad, pero lo que mas se obtiene con la edad es amargura, no precisamente sabiduría.

Delante de las cámaras siempre hay una sonrisa no por felicidad, sino por que les dicen que sonrían.

Cuando dos adultos se ponen a conversar sobre la vida, sobre cosas importante de la vida, le dicen cállate al niño que juega al lado todo alborotado. ¿Que sentido tiene caer en el remolino de la mente?

No hay nada que conversar sobre la felicidad de la vida, solo ponerse a jugar como el niño. Que lección teórica quieren dar los adultos sobre la felicidad a un niño feliz, no tiene sentido.

Observa tu mente, lo mas fácil y prácticamente automático al ver algo es un torrente de opiniones de nuestra mente. Todo lo que sabemos del mundo no es el mundo, sino nuestras opiniones. Estamos tan llenos de opiniones que no hay lugar para la verdadera sabiduría. Y esta bien, es nuestro punto de partida.

Dejamos de ser felices al dejar de jugar para tener tiempo para pensar. Un viejo esta lleno de opiniones y lleno de pasado, ya no cuenta su futuro. Un niño feliz esta lleno de presente, ningún pensamiento, y mucho futuro.

La sabiduría no tiene que ver con el tiempo, y la felicidad tampoco tiene que ver con el pensamiento, solo es acción, tienes que estar ahí para saberlo, no lo puedes saber por leer un libro de la felicidad.

Cuanto mas nos identificamos con nuestras opiniones mas barreras ponemos a otras perspectivas. Buscamos la verdad con nuestra mente, cuando la mente solo puede ser subjetiva. Y así nos alejamos de la vida para ocuparnos de nuestros pensamientos. Pasa el tiempo y nos hacemos viejos no con la vida sino con nuestros pensamientos.

No nos gusta la pobreza, la injusticia, pero no dejamos de opinar, nuestra mente se niega a parar, lo que significa una violenta intromisión que tergiversa lo que es. Todos tenemos derecho a opinar, pero creemos tener derecho a decir cual es la verdad y hasta le atribuimos nuestros pensamiento a un ser superior solo para establecer “como deben ser las cosas”.

Un viejo sabe mucho de “como deben ser las cosas” y ya no se asoma la felicidad por su vida.

Imagen por celebdu

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply