Detalles a tener en cuenta para no enredarse al registrar una marca

Es muy importante registrar el nombre comercial, la marca de productos y servicios que se oferten en el mercado. Estar registrado, además de ser necesario, puede evitar muchos problemas.

El objetivo de todas las empresas es ser únicas en el mercado, poder distinguirse de su competencia de una forma muy clara ante sus usuarios y consumidores. Para poder lograr ese objetivo, es sumamente importante crear un nombre, el cual tendrá que pasar de ser un nombre comercial o una marca.

Sin embargo, es bastante común que, tanto las empresas recientes como las empresas que llevan algunos años operando, no tengan una marca o un nombre comercial registrado, algo que los expone a muchos riesgos, siendo los peligros más comunes que un tercero quiera usar el nombre de la marca para poder sacar provecho de su reputación o que una vez que se comience una explotación de la marca se inste el cede de la marca vulnerar a otra marca que ya haya estado registrada, provocando grandes y graves contratiempos para alcanzar el éxito.

Asimismo, tener una marca registrada o un nombre comercial agrega un valor añadido a la empresa, en tanto que le permite la concesión de franquicias y licencias, además de un posible incremento del valor del activo de la empresa, por lo que es muy importante no dejar el registro de la marca para después o pensar que se está funcionando bien sin él.

Es muy importante que los servicios y productos ofrecidos por la empresa se vean amparados gracias al Registro de la Oficina Española de Patentes y Marcas, que puede otorgar una protección de hasta 10 años renovables por periodos. Es posible ampliar dicha protección al ámbito mundial o comunitario. También es posible usar servicios de plataformas como iGERENT que sirven para facilitar todo el proceso de registro tanto a nivel nacional como internacional.

Así mismo es importante registrar nuestro nombre de dominio, aunque no tengamos pensado montar una web en el momento, el costo de dominio y hosting no es tan elevado como para arriesgarnos a perder nuestro nombre de dominio el día que queramos tener nuestra propia web.

¿Qué tener en cuenta para registrar una marca?

Sin importar si se es una empresa recién creada, una que apenas se encuentre en fase de creación o una empresa que ya llevé algunos años operando en el mercado, registrar y proteger el nombre de la empresa es de gran importancia.

Para evitar confusiones, es importante conocer las diferencias entre una marca nacional y un nombre comercial. La marca es un signo que sirve para poder distinguir servicios o productos en el mercado, mientras que, por otro lado, el nombre comercial es aquel que sirve para identificar y diferenciar a una empresa con respecto a otras empresas del mismo o de distintos sectores.

Se sabe que la marca es el signo distintivo por excelencia y se puede extender de forma internacional por una serie de procedimientos establecidos. De hecho, existe una modalidad de marca comunitaria pero no existe un nombre comercial comunitario, que sólo podría protegerse de país en país y siguiendo en todo momento las normales nacionales de cada estado.

Dentro de régimen y los trámites que son necesarios para la protección de marcas y nombres comerciales, son muy similares, pero existen distintas peculiaridades en los nombres comerciales.

Es importante tener en cuenta que cada empresa sólo tiene la oportunidad de registrar un nombre comercial, el cual tiene el objetivo de identificar a la empresa. Asimismo, el nombre comercial sólo puede transmitirse con la totalidad de la empresa, en donde no tiene lugar su cesión ni licencia independiente de la transmisión de la empresa.

Cuando se presente la solicitud, si el nombre o la marca que se han elegido tiene incluido algún elemento gráfico, como una determinada tipografía, colores o símbolos, se tendrá que tener un diseño elaborado, ya que se exigirá presentar reproducciones del distintivo del nombre de empresa o de la marca.

Es más importante tener todos los papeles de la empresa registrados y vigentes para poder evitar problemas que pueden ser muy graves y costosos. Conociendo la información necesaria, el proceso puede ser mucho más sencillo.

Related Posts

Add Comment